• VERBO

La vie en rose: la actualidad de las principales florerías de Buenos Aires

Conversamos con Camila Gassiebayle, de Blumm Flower Co., Tato Giovannoni, de Florería Atlántico, Cinthia Bokser, de POLA Atelier Jardín y Marcos López, de Florería Duhau, sobre el mercado de las florerías porteñas.


Crédito: Andrea Piacquadio - Pexels.


Con millones de argentinos resguardados en sus hogares, las manualidades y tareas domésticas comenzaron a ganar mucha relevancia. De alguna forma, los hogares recuperaron la centralidad de nuestras vidas y con ello, apareció el deseo de hacerlos más bellos, de incorporar vida y color a nuestro refugio. Es así que las flores y los arreglos florales se convirtieron en protagonistas.


Para conocer más sobre la actualidad de este sector, VERBO conversó con las principales voces de las florerías más destacadas de la Ciudad de Buenos Aires: Camila Gassiebayle, de la compañía de diseño floral Blumm Flower Co., que cuenta con un local al público en Casa Cavia, un flower studio en microcentro y una concurrida tienda virtual; Marcos López, Fundador y Dueño de Floreria Duhau y diseñador floral del Palacio Duhau - Park Hyatt Buenos Aires; Cinthia Bokser, Fundadora y Responsable del proyecto POLA Atelier Jardín y Renato "Tato" Giovannoni, Fundador y Propietario de Florería Atlántico, que combina el diseño floral con la mejor coctelería de Buenos Aires, actividad de la cual Renato es referente mundial.


“Cuando hay flores una casa se convierte en un hogar” resalta Camila. “Sabemos que las flores transforman a las personas y a los lugares y construyen de una manera sutil la atmósfera de los espacios, influyendo también sobre la depresión y la ansiedad, ya que nos alegran y nos cambian el ánimo”. Sobre este punto también coincide Marcos López, quien resalta que las flores se compran por bienestar personal o para demostrar y transmitir cosas lindas a alguien que representa algo especial. “Las flores son una fuente de energía, belleza y bienestar y representan el ciclo natural de las cosas. En una actualidad en que tendemos a alejarnos de las cosas más cotidianas y sumergirnos en mundos digitales y vértigos que suelen ser poco

Camila Gassiebayle - Blumm Flower Co. controlables, las flores actúan como un ancla que nos recuerda lo mágico de la naturaleza, como todo puede confluir en belleza y energía”. También de acuerdo con como flores nos acercan a la naturaleza, Cinthia Bokser resalta que “las flores están vivas y representan la naturaleza y su magia en todas sus formas. Embellecen los espacios, dándonos aromas y colores que alegran el alma y nos conectan con la poesía de la vida. Estoy convencida de que levanta mucho el ánimo vivir rodeada de verde”.


Pola Atelier Jarín


Con un negocio que, por sus particularidades, es diferente a una florería común, Renato Giovannoni nos contó que lo de la florería comenzó como un chiste entre él y su mujer, más como una forma de agregar atractivo al bar que se encuentra en el sótano. “Nos dimos cuenta que en el barrio había muchísimo interés en las flores y que a la gente la hacía muy feliz. Entonces incorporamos a Claudia López Aragón, que cuenta con más de 20 años como florista y es la que sabe realmente de flores. ¡Ahí el negocio creció mucho!. Además, el hecho de que la gente esté en la casa y quiera embellecerla, ayuda a que se incline por las flores para hacerlo”, comenta.


En lo que hay un acuerdo total es en el hecho de que, como en todo, la pandemia trajo transformación y obligó a una adaptación acelerada a distintos procesos. “La transformación más importante es la adaptación a los protocolos de seguridad, para que nuestro equipo y los clientes se sientan cuidados”, resalta la fundadora de POLA, con quien coincide Marcos López, de Florería Duhau: “Los protocolos de seguridad sanitaria sin duda son lo más reforzado en estos nuevos tiempos”.


Marcos López - Florería Duhau.


El otro gran cambio, como era de esperarse, fue la implementación de canales digitales de atención, pagos virtuales y la incorporación de plataformas de delivery para solucionar el tema logístico. “Hoy, como en muchos casos, nuestra atención es 100 % online. Tenemos una página boutique, hacemos ventas por Instagram y Whatsapp y a través de nuestra newsletter. Como nosotras ya estábamos organizadas en venta online antes de la pandemia, vendiendo casi el 70% desde nuestra web www.blumm.com.ar, pudimos experimentar un crecimiento mayor en el volumen de ventas. La clave, además de tener una plataforma de ventas propia, fue contar con una comunidad de Instagram muy fidelizada”, resalta Gassiebayle, quien rememora como uno de los momentos más fuertes el cierre del local en Casa Cavia a principios de Marzo que, afortunadamente, ya está funcionando. Por el lado de Renato Giovannoni, si bien se adaptaron a la venta a través de canales digitales, no piensan en una tienda virtual a futuro: “Obviamente, seguiremos promocionando la venta por estos canales y desde nuestro Instagram. Sin embargo, creemos que nuestro negocio es un conjunto y el bar y la florería son indisolubles”. Pero “Tato”, como se lo conoce, deja entrever su flexibilidad y apertura a la hora de tomar decisiones: “Nunca me imaginaba la versión “en la vereda” de Florería Atlántico y hoy sí lo contemplamos. El paso siguiente es sacar la florería a la vereda también. Creí que iba a ser más difícil, pero me estoy dando cuenta que hay mucha predisposición de la gente a venir y sus comentarios son positivos”.


Florería Atlántico


Como forma de balance, los cuatro también coinciden en que el resultado es positivo. Aunque hay algunas cosas por terminar de ajustar, como los costos logísticos del delivery, Giovannoni destaca que las tecnologías de pagos son protagonistas. “Los métodos de pago son otro factor de crecimiento, con billeteras y pagos virtuales a la cabeza. Todo eso se aceleró y nos pone en un lugar mucho más cómodo a los comerciantes”. Tanto Bokser como Gassiebayle acuerdan en ambos, pros y contras: “la mayor ventaja de la venta virtual es la sencillez comunicativa que permite y la contra es la pérdida de la experiencia sensorial plena, que la tecnología no llega a reemplazar”, cuenta Cinthia, de POLA. Camila, de Blumm Flower Co. destaca la rapidez y comodidad que estos medios aportan al cliente y la mayor planificación que permite a las empresas. “El cliente valora mucho el diálogo directo y ultra personalizado que tenemos con todos y en la atención aparecen pedidos nuevos, pero también ideas y sugerencias. Las contras sería la falta de contacto directo con el cliente y el cliente con las flores, que generan experiencias muy divinas”, resalta.


Por su parte, Marcos López, Diseñador Floral del Palacio Duhau - Park Hyatt Buenos Aires, es el más optimista: “No se si le veo muchos contras, sin duda es distinto, pero no por eso diría que tiene contras. La falta de contacto cara a cara con el cliente es algo que se extraña, porque vender flores es sinónimo de vender alegría, belleza, naturaleza, y siempre, o casi siempre es una situación positiva. La clave es tener buena comunicación con el cliente para poder interpretar qué está buscando y poder ayudarlo antes, durante y después de su compra. Y por el lado de los pros, estos canales permiten llegar a un mercado mucho más amplio que el que se puede abarcar sólo con la venta presencial. La gente está adoptando rápidamente esta modalidad de compra y sin ninguna duda es una oportunidad que hay que aprovechar”, redondea.


Florería Duhau.



Para terminar, quisimos conocer qué aspectos de estos últimos 6 meses atravesados por la pandemia, quieren conservar y cuáles desean que vuelvan. Para Cinthia Bokser, de POLA Atelier Jardín “la modalidad on line llegó para quedarse, a través de las redes sociales y la página web. Ojalá que pronto pueda volver el contacto presencial con el cliente y con lo natural, los aromas, los sentidos” y al mismo tiempo agradece “el poder tener la oportunidad de estar más tiempo con nuestros hijos, con nuestra familia, valorar nuestro hábitat y dedicarnos a ello”.


Cinthia Bokser - POLA Atelier Jardín


Tato Giovannoni, por su parte, festeja la revalorización de los espacios al aire libre: “siempre renegué que Buenos Aires, con los jardines y espacios increíbles que tiene, no disfrutamos tanto al aire libre y no hubieran demasiadas propuestas; creo que eso llegó para quedarse y es muy positivo, porque nos abre los ojos a muchas cosas. Hoy me doy cuenta que estoy feliz con el desafío y los resultados que estamos logrando en Florería, con nuestra propuesta en la vereda”, destaca, al tiempo que desea volver a ver el país lleno de turistas pronto.


“La venta online y el delivery vinieron para quedarse y convivir con el formato de venta tradicional. Creo que cuando todo se normalice la venta

Tato Giovannoni - Florería Atlántico presencial va a retomar su importancia, ya que el argentino es muy propenso a la compra en ese formato. Además siempre es una muy linda experiencia ir a comprar flores a nuestra tienda, en el contexto inigualable del Palacio. También llegó para quedarse la necesidad de tener flores en las casas. Esta situación, lleva a experimentar la decoración de los hogares con flores y todos sabemos que es un camino de ida”, celebra Marcos López.


Finalmente, Camila Gassiebayle descarta un escenario distinto a la nueva normalidad: “miro para adelante y de toda situación intento sacar lo mejor y aprender. Creo que no se puede pensar que algo va a ser como antes. Nuestro lema en Blumm Flower Co. en tiempos de pandemia es: “Debemos siempre adaptarnos y seguir floreciendo como lo hacen las flores en la naturaleza”.


Blumm Fower Co.

Creado © 2019 por López Producciones ®

 

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de YouTube