• VERBO

Leamos: el "Netflix" de los libros, made in Argentina

Conversamos con Natalia Ginzburg, Responsable de Medianas y Pequeñas Editoriales y Promoción del Conocimiento y Club de Lectura de Experiencia Leamos, sobre la “plataforma de streaming” de libros de VIDA Tec, su disruptiva propuesta y las acciones para fidelizar a los suscriptores.



Mientras que, poco a poco y siempre y cuando las condiciones lo permitan, los argentinos empezamos a salir más de nuestros hogares, refugio durante estos meses de aislamiento, algunas costumbres y cambios que trajo la cuarentena se mantienen y se convierten en símbolos de la nueva normalidad. Uno de ellos es volver a conectar o dedicarles más tiempo a actividades que, producto de la rutina, habíamos dejado atrás. Entre ellas la lectura destaca como una de las principales, algo que resultaba irónico teniendo en cuenta que Buenos Aires es la ciudad con mayor cantidad de librerías del mundo y cuna de grandes autores. Es por eso que hablamos con Natalia Ginzburg, Responsable de Medianas y Pequeñas Editoriales y Promoción del Conocimiento y Club de Lectura de VIDA Tec, la compañía de contenido innovador en América Latina y generadora de productos digitales destinados a la cultura, la educación y el entretenimiento, que dirige Viviana Zocco. Para decirlo en forma simple: Leamos es el "Netflix" de los libros, made in Argentina.



Leamos nace hace dos años y en ese trayecto tuvo varios procesos y mucha evolución tecnológica. Básicamente, es un modelo de suscripción que cuesta $550 por mes por el cual se tiene acceso a alrededor de 45.000 ebooks y audiolibros. "Es como un supermercado de libros, con muchas góndolas, no una tienda boutique”, cuenta Natalia sobre el producto. “A su vez, Leamos tiene contenidos exclusivos, libros y artículos hechos para Leamos, que no vas a encontrar en ningún otro lugar: grandes firmas que escriben sobre feminismo, libros infantiles, figuras populares, grandes pensadores de la filosofía y demás. También tenemos un club de lectores que funciona en un grupo de Facebook, en el que todos los meses se lee una novela y se va comentando en el grupo y al final tenés una actividad general, hoy coordinada por la periodista cultural Eugenia Zicavo”.


Home Experiencia Leamos


Natalia, Lic. en Letras de la UBA y Editora de profesión (especializada en Divulgación), destaca que al principio de la cuarentena la plataforma se abrió para que la gente pudiera acceder en forma gratuita a todos los contenidos, logrando la suscripción de nada menos que 60.000 personas. "Pensando cómo fidelizar a ese enorme cantidad de suscriptores que tomaban primer contacto con esta nueva forma de acceder a la lectura, en Junio nace Experiencia Leamos: un ciclo de charlas con escritores, filósofos, historiadores, periodistas, músicos, especialistas de diferentes disciplinas para conversar sobre literatura, cultura general y temas de actualidad, en donde el objetivo es desarrollar una comunidad lectora, a partir de los recursos (libros y audiolibros) disponibles en Leamos”, destaca. Desde el comienzo de Experiencia Leamos, han pasado por sus ciclos más de 120 invitados y hasta cuenta con un ciclo de charlas que realiza el periodista Luis Novaresio. “Nuestro gran diferencial es que en Leamos vos participas en una charla o un taller y, además, lees el libro que se menciona o trabaja. En un solo lugar tenés todo”.


Ciclo de Charlas de Luis Novaresio.


Volviendo al principio, resultó inevitable tocar el tema de la cuarentena y cómo eso afectó a la comunidad lectora. En ese sentido, Natalia es optimista: “Yo creo que esta cuarentena, tan dura en tantos aspectos, nos dio la oportunidad de conocer estas herramientas digitales que nos permitieron (re)conocernos”. Con ese concepto presente, hace un llamado a la “deconstrucción” de algunos supuestos de la industria editorial, así como a desacralizar el mundo de la lectura y perderle (constructivamente) el respeto. “Invitamos a considerar este nuevo paradigma, que va más allá de un modelo de negocio: es que en algunos aspectos, la industria editorial ha sido bastante conservadora. Desde el ecosistema digital de Vidatec volví a contactar a antiguos colegas y te encontrás con todo: lógicamente, todavía hay miedos (a la piratería, por ejemplo), resistencia al nuevo soporte, falta de implementación digital, entre otros. Intentamos, pues, establecer una nueva conversación con la industria, demostrándoles que conocemos sus catálogos e historia particular: la relación personal y la confianza son clave a la hora de decidir sumarse a la plataforma, como en cualquier vínculo comercial, y más en uno donde se juega un capital simbólico. Un dato a resaltar es que no pedimos exclusividad, a pesar de que tener una relación directa –y no a través de distribuidores– es más beneficioso para los sellos”, comenta.



Por último, otro dato que resalta el cambio de paradigma es la información sobre las ventas. “Antiguamente, cuando uno quería saber alguna data sobre el mercado de lectura, teníamos que recurrir a los listados de Yenny o Cúspide, porque no había información sistematizada. En el ecosistema digital no sólo sabemos cuántos libros se vendieron, cuántos se leyeron, sino que podemos conocer a nuestros lectores, cómo llegó a una determinada elección y mucha otra información que es vital a la hora de pensar la comercialización de un libro y mejorar la experiencia de los propios suscriptores, ofreciéndoles alternativas de lectura, talleres, charlas, etcétera”, celebra.


Para cerrar, Natalia invita a la reflexión planteando dos interrogantes clave para pasar la hoja de este formato de industria editorial y comenzar a escribir un nuevo capítulo en su historia: “¿Cómo se consume hoy cultura? y ¿Qué hacemos con la industria del entretenimiento?”. Sin dudas, cuestionamientos para tomar nota.



Creado © 2019 por López Producciones ®

 

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de YouTube